Jugadores y miembros del cuerpo técnico de los equipos Taurinos de Aragua (baloncesto) y Aragua FC (fútbol) siguen sin cobrar el dinero correspondiente a sus salarios y otros conceptos

Aragua es un estado ubicado en la región central de Venezuela, ha sido cuna de grandes equipos deportivos como los Tigres de Aragua famosos por conseguir campeonatos que lo llevaron a llamarse «La Dinastía» y cuna también de grandes deportistas como David Concepción, ha sido escenario de eventos importantes del deporte como Series de Caribe de Béisbol y mundiales de Motocross, Hoy Aragua vive una de las peores crisis en la historia deportiva de la entidad.

Taurinos de Aragua: La culpa es de la vaca

El caso de Taurinos de Aragua es un caso de estudio con una historia que se repite en el deporte y copia excusas baratas de la política venezolana. El equipo propiedad del ex jugador de baloncesto Aexander Mimou Vargas y hoy Diputado a la Asamblea Nacional así como Alto Comisionado por la Paz, fue expulsado de la temporada de la Superliga Profesional de Baloncesto tras perder dos compromisos por la vía del forfait. Las razones fueron expuestas hace unos días en las redes sociales y estuvieron relacionadas con la falta de pago a sus jugadores y cuerpo técnico.

Los atletas e integrantes del club no cobraban su dinero desde los entrenamientos de pretemporada, y ante la falta de respuesta y la necesidad de llevar el pan a sus hogares, decidieron elaborar una carta y hacerla llegar a su patrono. El acuerdo consistía en firmar todos en señal de unión y mantener la situación como un asunto estrictamente interno.

Alguien de la organización incumplió el pacto y filtró la carta a la luz pública. Mimou enfureció y en sus propias palabras se quedó «tranquilo a ver quien hablaba y que pasaba esos dos días».

Esas declaraciones fueron dadas en una rueda de prensa convocada por Vargas luego de conocerse la decisión de la Superliga de finalizar la participación de Taurinos como consecuencia de los dos forfaits. Ahora las cosas comenzaban a aclararse para algunos y a oscurecer para otros.

El otrora jugador de Cocodrilos de Caracas dijo que ordenó una investigación en la que concluyó que cuatro personas que formaban parte del equipo fueron los responsables de armar ese plan conspirativo para sacar al equipo de la competencia, en la que se encontraban en puestos cercanos a la clasificación. Arrojando la idea de que se trataba de un plan desestabilizador orquestado a nivel internacional desde Chile y España para dañar su imagen.

Estas palabras las hemos escuchado los venezolanos desde 1999. Son nuestro sermón diario en donde desde el gobierno se culpa a cualquier persona de todo lo que sucede en el país. Iguanas que hacen que se vaya la luz, bloqueos internacionales y pare usted de contar.

Lo cierto es que tras la eliminación Mimou decidió reunirse con sus jugadores y trataba de encontrar un culpable. En ocasiones abrazaba las ofensas y la violencia según reportaron los asistentes a las reuniones. Alguien tenía que pagar las consecuencias por la filtración de esa carta. Luego de culpar a unos y otros, el utilero del equipo fue uno de los primeros afectados. En ese momento la soga se reventó por la parte más débil.

Pero las cosas no se quedaron allí. También despidió al cuerpo técnico argumentando su responsabilidad en lo ocurrido a lo que denominó una conspiración. Buscó culpables entre jugadores criollos e incluso manejaba la posibilidad de que el plan era orquestado desde Chile y España.

Los acuerdos verbales y escritos con los que Mimou y sus Taurinos pactaron previo al inicio de la temporada no fueron cumplidos. En algunos casos «pagó» apenas 100 dólares de la pretemporada, a algunos aun se les debe dinero por ese concepto.

«A algunos nos debe 2 meses y medio» dijo un miembro del equipo. «Algunos cobraron una parte, y otros no hemos cobrado». Las excusas estuvieron siempre presente, Vargas les hablaba en privado y en ocasiones reunidos con la plantilla les expresaba que ya «estaban cuadrando la plata», incluso en algunos momentos les llegó a decir que pagarīa por «Zelle» la plataforma internacional de pagos interbancaria pero los atletas se cansaron de enviarles la información y no recibieron los pagos.

Una fuente vinculada al equipo y a la liga señaló que «Mimou no les va a pagar, el asegura que ellos causaron ese problema y por eso no tienen derecho al pago, que les pague la liga» señaló.

Pero si nos dejamos llevar por la rueda de prensa que Mimou Vargas realizó en Maracay junto a su equipo, las cosas ya deberían haberse resuelto. Vargas reconoció la deuda, y dijo que en los próximos días saldarían el asunto. Además dijo que a pesar de no corresponderle, les gestionaría un mes adicional a los jugadores por su compromiso y entrega, lo que incluía unas actividades sociales de los que harían parte.

Pero varios de los afectados informaron a Pelota Brava que la verdad es otra. Mimou no ha pagado. Taurinos es un equipo sin liquidez ni estructura organizativa. Al punto que el segundo forfait fue consecuencia de la misma gerencia. No les interesó montar la logística para el viaje a la ciudad de Anaco donde enfrentarían a Marinos. Nada de eso lo explicó el dueño de Taurinos en su encuentro con los medios.

Los jugadores y cuerpo técnico siguen de brazos cruzados. No tienen aliados ni una entidad donde acudir. Solo les queda esperar que Mimou cumpla lo que dijo en la rueda de prensa. Es una ironía que el Comisionado por la Paz tenga cuentas pendientes con sus empleados.

Foto: Cortesía.

Leer más

Por pelotabrava

Periodista deportivo. Cubriendo baseball y otras disciplinas. Sports Journalist. Covering baseball and others sports

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.