Después de un festín de carreras en Chicago, los Astros viajan a Altanta y caen en el primero de la serie.

El campeón de la Serie Mundial del año pasado se impone

Jesús Linares @jesuslinares23

Después de salvar al equipo de una tercera derrota en fila por parte de los Medias Blancas de Chicago, y con un record empatado en salidas de calidad, el zurdo Framber Valdéz fue el protagonista de regresar la confianza a todo el club. Los Astros cerrarían con broche de oro la serie de cuatro juegos en Chicago al apalear 21×5 a los Medias Blancas. Estamos hablando de una ofensiva que había tenido problemas para fabricar carreras y que estalló en un solo juego con un total de 25 imparables, destrozando al picheo de los White Sox.

Bregman, Tucker y Vázquez tuvieron noche de cuatro hits cada uno, Gurriel y McCormick triplicaron, mientras que Altuve y Peña aportaron dos sencillos cada uno. De hecho todos los titulares de la alineación conectaron al menos un imparable. Con todo y eso, dejaron 15 corredores en las bases, el festín estuvo bueno, pero el daño al rival pudo ser peor.

Los hombres de Dusty Baker, emparejaban una serie que parecía perdida. En fin, había que pasar la página y enfoncarse en el siguiente rival: los Bravos de Atlanta. Ambos equipos se midieron en la serie mundial del año pasado en la que Atlanta se llevó el título. En aquel entonces, Eddie Rosario se vistió de héroe y fue determinante a la ofensiva.

Le tocaba el turno a Lance McCullers Jr. en su segunda apertura de este año luego de una rehabilitación en las menores. La lesión que lo sacó en la postemporada pasada y que le impidió lanzar justo ante Atlanta era materia olvidada. El derecho transitó 5 innings de 3 carreras limpias permitidas, siete hits, seis ponches, tres boletos y un jonrón de Austin Riley, precisamente causante de las tres carreras antes citadas.

En el sexto episodio Phil Maton se encargó del asunto y no pudo contener la ofensiva de Atlanta que iba por más. Swanson fletó dos con doblete y elevado de sacrificio de Matt Olson trajo la sexta del juego.

Los Astros fabricaron dos carreras, Tucker se voló la barda en solitario para la primera de Houston, mientras que Altuve remolcó la segunda. Ambas en el quinto inning. La ofensiva se apagaría justo un día después de que las carreras sobraron.

El cubano Yordan Álvarez debió abandonar el partido en el quinto inning con dificultad para respirar. El humo de los fuegos artificiales en las adyacencias del estadio habrían empeorado al jardinero. Fue llevado al hospital y el manager Dusty Baker ha dicho que se encuentra bien. Se desconoce si estará disponible para el resto de la serie en Atlanta.

El relevo de Astros ha mostrado inconsistencia esta semana de carretera. Montero y Néris no pudieron preservar ventajas en Chicago, mientras que Maton permitió tres carreras anoche que sentenciaron el compromiso. El bullpen de Houston ha estado entre los mejores de todas las grandes ligas este año.

Foto: Cortesía

Leer más

Por pelotabrava

Periodista deportivo. Cubriendo baseball y otras disciplinas. Sports Journalist. Covering baseball and others sports

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.