Jesús Linares @jesuslinares23

Hoy se cumplen 15 años del histórico día en el que el segunda base de los Astros de Houston Craig Biggio alcanzó su hit 3000. Su lugar en la historia estaba apenas esperando ese batazo, pero ya tenía un lugar asegurado en el templo de los inmortales: El Salón de la Fama de Cooperstown.

Aquel 28 de junio de 2007 el camarero sideral rozó la perfección. Un fino bateador que llegó cómodo a la cifra y ese mismo día le regaló a los fans y al béisbol en general una noche de cinco hits. Terminaría de 6-5 logrando el imparable 3000 en el cierre del séptimo capítulo ante los envíos de Aaron Cook. Los Astros ganarían 8×5 en el Minute Maid Park.

Biggio tuvo un mes de junio estupendo. totalizó 27 imparables en ese periodo. Estamos hablando que en su año de retiro, a los 41, conectó 131 hits. Aquel muchacho de Nueva York que comenzó su carrera como receptor estaba listo para decir adios a lo grande. ¿Quién imaginaría que en su debut el 26 de junio de 1988 se fue a casa de 2-0 ante los Gigantes de San Francisco? La historia comenzaría después de esa noche.

En aquel entonces Biggio se convirtió en el vigésimo séptimo pelotero en alcanzar la cifra de 3000 indiscutibles, hoy ocupa el lugar 25 de todos los tiempos con los 3060 que coleccionó durante sos 20 temporadas de carrera. De los peloteros activos, le acecha Miguel Cabrera con sus 3054 en el puesto 27: Rickey Henderson se encuentra en el medio (puesto 26) con 3055.

Houston celebró por todo lo alto el logro de su camarero. De esos atletas que representan una marca, un equipo, una ciudad. Biggio nunca jugó con un equipo diferente. Siempre fue un Astro y hoy aun continúa trabajando con la organización en diferentes roles. También tiene un sport bar muy cerca del Minute Maid Park, en el corazón del down town. Por supuesto se llama Biggio’s.

En la búsqueda del heredero.

Tras el retiro de Biggio, En 2008 requería un nuevo camarero. Kazuo Matsui y Mark Loretta se compartieron la segunda almohadilla. También jugaron brevemente la posición David Newhan, Geoff Blum, Tomás Pérez, José Castillo, Edwin Maysonet y hasta Brad Ausmus. En 2009 Matsui era el dueño de la posición. En 2010 Jeff Kepinger fue su camarero titular.

En 2011 los Astros ya tenían su plan bien elaborado. La receta estaba lista y la mesa servida para mostrar el producto de sus granjas. Un muchacho venezolano de nombre José Altuve se abría paso entre los veteranos del club. De apenas 21 años jugaría 55 partidos en la segunda base, Bill Hall estuvo en 41 compromisos y Keppinger en 38.

A partir del año 2012, ya los Astros nombraron el sucesor de Biggio. Altuve se adueñó de la segunda base y de todo Houston. Ese año fue a su primer juego de estrellas. Hoy acumula 7, igualado con Craig Biggio en asistencias al clásico de mitad de temporada.

Altuve al igual que Biggio ha resultado un gran bateador. Hoy colecciona 1838 hits. Sigue labrando su camino hacia el nuevo Mr. 3000 y por supuesto el Salón de la Fama. Biggio le espera pacientemente para darle la bienvenida en ese club.

Foto: Cortesía

Leer más