Jesús Linares @jesuslinares23

Desde hoy lunes 20 de junio de 2022 los rosters de los equipos de Major League Baseball sufren una reducción en la cantidad de lanzadores disponibles. Trece será la cantidad de lanzadores disponibles por cada equipo en lugar de los catorce que venían utilizando desde el inicio de la temporada. ¿Qué pasó ahí? recuerden que MLB y el sindicato de peloteros acordaron esta medida en principio porque la temporada comenzó con retraso debido al cierre patronal y posterior acuerdo en el convenio laboral. En ese entonces decidieron las partes tener un lanzador adicional hasta el veinte de junio, fecha en la que la cifra se reduce a trece.

La medida en cierto modo busca ayudar un poco a los bateadores ante el dominio del picheo en la presente temporada de grandes ligas. Los lanzadores literalmente están haciendo lo que les da la gana con los bateadores y un lanzador menos hará que deban replantear estrategias a la hora de hacer los movimientos desde el bullpen. El asunto es que el average colectivo de los 30 equipos anda por debajo de los .250, específicamente .242 mientras que el OPS se sitúa en 703 puntos. Ahora desde el ámbito sabermétrico vayamos más allá: 16 de los 30 equipos tienen un OPS+ de 100 puntos o menos, lo que refleja que más del 50% está por debajo del promedio.

Recuerden que el OPS+ es una suma del OBP (porcentaje de embasado) y el slugging de cada bateador, pero ajustado a los siguientes aspectos: 1) cada parque de MLB, 2) a los promedios de los bateadores en cada estadio permitiendo compartaivas entre distintas eras del béisbol. Palabras más , palabras menos un OPS+ promedio es de 100. Comparen ustedes.

Varios managers han manifestado su descontento con la medida, pero era un acuerdo establecido. Todos quieren un lanzador más en su nómina. En teoría veremos una mejoría en el bateo, ahora no sabemos en el papel. Cada vez observamos con más frecuencia el famoso «PPP» que en inglés significa «Position Players Pitching» es decir, jugadores de posición pichando. Hemos observado en la lomita a los futuros Salón de la Fama Albert Pujols y Yadier Molina, así como a Williams Astudillo, Harold Castro y muchos otros, en un intento de los managers de no afectar a sus agotados lanzadores o en la medida de lo posible de no sobreutilizarlos, sobre todo en juegos que van ganando o perdiendo por abultada diferencia de carreras.

Por cierto Ronald Acuña Jr ha dicho públicamente que que quiere lanzar. Se avecina una ola de «querer» imitar a Shonei Othani. Ya sucedió algo similar cuando Michael Jordan se aventuró a jugar béisbol. La moda en aquel entonces eran los super atletas capaces de ser profesionales en al menos dos disciplinas deportivas. ¿Se acuerdan?

Foto: Cortesía

Leer más