Jesús Linares @jesuslinares23

Los Warriors de Golden State vencieron a los Celtics de Boston y se coronaron campeones de la NBA en su edición 2022. Digan lo que digan que un jugador como Steven Curry puede hacer en lo individual, es una realidad, pero lo colectivo es lo que pesa. Obviamente hay superestrellaa que suelen cargarse el equipo al hombro en el momento de “la chiquita”. Esos Curry, esos Jordan, Lebron y Kobe son jugadores de ese calibre. No hay uno absoluto, son varios y eso será así mientras exista competición alguna. 

Steve Keer también ha demostrado dirigir desde el conocimiento. Un atleta excepcional y hoy por hoy el mejor entrenador. Supo llevar a sus atletas a dar lo mejor de si y obtener como dicen muchos, un anillito más. 

¿Qué pasó con Boston? Pues con Boston no pasó abaolutamente nada. Evidentemente sí llegaron a la final fue por algo. Pero no pudieron con el grande. No era una pelea David contra Goliat pero los de San Francisco eran el barbero que le cortó la melena a Sansón. La NBA activó su maquinaria de marketing y eso ayudó a posicionar a los Celtics con cierto favoritismo mediático, en parte (para el mercado hispano) por la presencia de dominicano Al Horford, quien no lo hizo nada mal. Un veterano que es pieza fundamental en su equipo cumpliendo las funciones que le corresponden. Sin Durant, los Warriors ganaron, con Thompson y Green. A gozar en California. Seis finales y cuatro títulos en 8 años. Eso es un abuso.

Foto: Cortesía

Leer más