Jesús Linares @jesuslinares23

Ayer Tucupita Marcano conectó el primer jonrón de su corta carrera como pelotero de grandes ligas. Una recta a 96 mph de Walker Buehler de los Dodgers fue enviada a las gradas por el joven venezolano.r

Tucupita, muchacho que apenas cumple su segunda temporada en MLB, es un pelotero de contacto y que aun está en pleno desarrollo. Sus habilidades para el juego las tiene gracis a su talento, pero su físico y el conocimiento están en crecimiento. De mantener un buen bateo el va a tener mas oportunidades de acción, pero necesita añadir herramientas que quieren los equipos hoy en día.

Tucupita Marcano es hijo de Rafael Marcano otrora pelotero de ligas menores y pelota invernal al que apodaban “Tucupita” su ciudad natal, este no vaciló y le puso ese nombre a su vástago, hoy graduado de bigleaguer.

Este muchacho ha superado a su padre, pues este último no jugó pelota de afiliación MLB pero si durante 18 temporadas en la LVBP y pelota mexicana e independiente. Su papá lo preparó en su academia y hoy el muchacho es un bigleaguer.

Otros hijos de pelotero han cumplido a cabalidad ese compromiso de ser tan bueno o incluso de que su padre. Ken Griffey uno de los ejemplos mas claros. El junior nació con un talento impresionante y hoy es un Salón de la Fama.

Los Tim Raines llaman la atención, un caso en el que el hijo no superó al padre, parece ser la mayoría de los casos. Raines el padre es recordado por su calidad en los jardines, su fino bateo y la velocidad cin la que solia abusar en las bases.

Otro caso interesante es el de Cecil y Prince Fielder. El padre fue un poderoso bateador, probado en las mayores, tales habilidades fueron heredadas por Prince, quien brilló con Brewers y Tigers, sin embargo las lesiones lo forzaron a un temprano retiro.

Hay casos de hijos muchísimo menos brillantes que sus padres. David Concepción Jr no pudo emular al Rey David y sus majestuosos años en el big show. Ozney Guillén se encuentra en igualdad de condiciones que Concepción jr. 

Los William Bergolla completan esta columna, William el padre se tomó su café en las mayores, en aquel entonces del 2005 con los Rojos de Cincinnati. Nunca más regresaría a las mayores. Su hijo fue firmado en enero por los Filis de Philadelphia por 2.2 millones de dólares, lo que quiere decir que batea mucho más que su padre, a pesar que aun ni siquiera debuta en el béisbol profesional, al menos eso es lo que proyecta según los reportes de los scouts. 

Foto: Cortesía

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.