Jesús Linares @jesuslinares23

La serie del fin de semana entre Astros de Houston y Tigres de Detroit deja un balance interesante con resultados totalmente opuestos entre los digirgidos por Dusty Baker y A.J. Hinch, Houston ha jugado una gran semana en casa con dos barridas ante Marineros y Tigres respectivamente, esto les deja registros de 8-2 en los últimos diez compromisos disputados.

Los Astros han tenido una semana excelente, obtuvieron todas las victorias posibles, el picheo estuvo a la altura y la ofensiva se mantiene produciendo carreras con esa capacidad que tienen sus peloteros de tomar el testigo y cargar el equipo a sus hombros. Sin embargo, la pelea por la cima de la división oeste de la americana no ha estado fácil por una razón conocida: Los Angelinos de Anaheim.

Los Angelitos tienen junto a los Yankees y Mets el mayor registro de victorias, a la fecha acumulan 20 triunfos, lo que no le ha permitido a Houston tomar por asalto el primer lugar de la división. Apenas la temporada comienza y ya se vislumbra una rivalidad muy grande entre Angels y Astros.

El lado opuesto lo ocupan los Tigres de Detroit, marchan últimos en el centro de la americana y junto a los Reales de Kansas City integran los ùnicos dos conjuntos que aun no alcanzan la decena de victorias en la liga americana.

El manager A.J. Hinch ha dicho que deben mantenerse jugando y enfocados en hacer las pequeñas cosas, Hinch fue ampliamente requerido por la prensa en su regreso al Minute Maid Park de Houston para la serie de cuatro partidos que perdieron ante Astros la semana pasada.

No todo fue malo para los Tigers, el 7 de mayo Eduardo Rodríguez lanzó un gran partido ante Astros. 6.2 IP, 1 H, 1 ER, 8 SO, 3 BB fueron los interesantes números del zurdo. Así mismo el también venezolano Miguel Cabrera siguió labrando su camino hacia el salón de la fama al conectar su doble 600, así mismo anunció la fecha de cuando colgará los spikes

«No pienso en marcas personales, estamos jugando para conseguir triunfos» dijo Miggy previo al tercer juego de la serie en Houston. «Cada quien me ve como quiera, pero estoy enfocado en ayudar a mi equipo», finalizó su intervención con la prensa.

Y es que Detroit ha tenido problemas tanto en la carretera como en casa. De las 20 derrotas a la fecha la mitad han sido en casa. El lanzador dominicano Michael Pineda entiende que no ha sido un asunto de picheo. «Nuestro bullpen ha hecho tremendo trabajo, hemos perdido juegos por la mínima (diferencia de carreras). El factor suerte existe en este deporte».

Los veteranos asumen un rol de consejeros con los peloteros más jóvenes quienes pudieran desesperarse al ver resultados negativos. «Les digo que salgan a jugar con la frente en alto y que se diviertan, la temporada es joven y debemos mantenernos mentalizadnos en salir a ganar» finalizó el espigado lanzador.

Peor record

Detroit ostenta el segundo peor récord del béisbol. Un 9-20 solamente por encima de los Rojos de Cincinnati quienes juegan para 6-23.

Las proyecciones de los portales especializados en tales estadísticas indican que los Rojos podrían finalizar la temporada con 141 derrotas. Algo difícil de asimilar.

El equipo más perdedor que conocemos en la pelota moderna son los Mets de Nueva York de 1968 quienes terminaron con 120 reveses.

Foto: Cortesía.

Por pelotabrava

Periodista deportivo. Cubriendo baseball y otras disciplinas. Sports Journalist. Covering baseball and others sports

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.