David Murillo.

Durante años el fútbol ha estado marcado por jugadores y épocas que han sido dominadas por un futbolista que se llevaban todas las cámaras y las luces y asi podriamos hablar de jugadores como Pelé, Cruyff, Maradona, Platini, Zidane, Ronaldinho, sin embargo, nunca el mundo había presenciado una batalla por el dominio del fútbol marcada por dos astronómicos jugadores como fue el caso de Cristiano Ronaldo y Messi.

Hoy ambos lejos de los clubes donde marcaron un antes y un después del fútbol, el mundo se dividía en dos, los clásicos eran una verdadera batalla y un pulso por el dominio del fútbol nunca antes vista. El mundo entero se enfrentaba, familias y amigos se reunían para ver el espectáculo deportivo y para ser exactos es que durante las temporadas 2012 – 2020 el clásico Real Madrid – Barcelona se convirtió en uno de los tres eventos futbolísticos más vistos del mundo con 650 millones de espectadores como media por partido.

En el ámbito deportivo, el Barcelona deslumbró una época completa marcando un estilo y una forma de juego de la mano de Pep y colocando el balón en los pies de Xavi, Iniesta y Messi, dominaban los partidos y lograron darle al mundo un sublime estilo de juego. Posteriormente ya sin Pep, el Barcelona formaría un tridente letal llamando a Neymar y a Luis Suarez para continuar reinando, este equipo con Guardiola logró 14 títulos entre ellos 2 Champions League y posteriormente con la MSN 9 títulos más.

Sin embargo, un Real Madrid que se venía reestructurando aprovechó y que le tocó sufrir esta bonanza del Barcelona, aprovechó para reestructurarse y formar una segunda generación de Galácticos, la cual encabezará Cristiano Ronaldo, acompañado por Kaka y Benzema, sin embargo, esta no logró brillar como desearon las lesiones de Kaka, el difícil acoplamiento de las nuevas estrellas con la salida de otros emblemas del club y los cambios de entrenadores, opacaron todos estos esfuerzo y no fue hasta la llegada, de uno de los más grandes emblemas del club que el Real Madrid logró el dominio de Europa y marcó una época poniendo de rodillas al mundo logrando 4 champions en 5 años y es que de la mano de Ancelotti y posteriormente de Zinedine Zidane y formando un tridente brutal con CR7,Benzema y Bale, hicieron la gesta más grande que la Champions jamás haya visto ganando tres títulos seguidos de la Champions League.

Temporada a temporada, Cristiano Ronaldo y Messi disputaban el título de quien se había desempeñado mejor, quien lograba mas goles, quien brillaba más y es que desde esa primer temporada 2009 – 2010 donde CR7 marcaria 34 y Messi 48 goles, los números de ambos solo supieron crecer y es que de manera general sus equipos también lo hicieron y es que solo a modo de ejemplo en la última temporada de Messi y Cristiano Ronaldo en España se marcaron 1024 goles en total y en la 2018 – 2019 este número bajó a 983 y en la temporada 2019 – 2020 se marcaron 942 goles y ahora sin la presencia de Leo, se espera que estas cifras sean aún menores.

En tema de logro de títulos con CR7 en su equipo el Real Madrid sumó a sus vitrinas 16 títulos y por su lado el Barcelona sumó 37 títulos y es que la salida de CR7 el Real Madrid apenas ha sumado 3 títulos a sus vitrinas y lo del Barcelona está por verse aunque el futuro no se ve brillante para ellos.

En el tema económico, tantos los clubes como La Liga se vieron sumamente afectados ya que se estima que con la salida de CR7 se perdió un 13% de audiencia y con la salida de Messi se espera que esta cifra suba a un 26%, sin embargo, Tebas presidente de La Liga mencionó que la salida de Cristiano Ronaldo no afectaría tanto como la salida de Messi. ya que según cifras de AS se estarían perdiendo 300 millones de dólares en La Liga. Por su lado la salida de CR7 del Real Madrid afectó tanto al club como a Adidas quienes tuvieron un bajón en ventas de aproximadamente 70% que representa 420 millones de dólares en indumentaria y es que no solo la liga, sino también la economía española se vio afectada ya que Messi era una de las personas naturales que más aporta en impuestos a la hacienda española con 50 millones de euros anuales.

La única verdad es que las temporadas de Messi y Cristiano Ronaldo en La Liga, marcaron un antes y un después en el fútbol mundial, algo que probablemente nunca mas se vuelva a ver y que nos tocará contar a las generaciones venideras y es que algo era cierto la competencia que había entre ambos alimentó su deseo por destacar y los únicos y verdaderos beneficiados éramos nosotros como aficionados que éramos encantados con su juego.

Foto: Cortesía

Leer más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.