David Murillo

El fútbol se ha convertido en un negocio en todas sus facetas y muchas personas ajenas a él se hacen millonarios día tras día con el solo hecho de participar en operaciones que van desde patrocinios, derechos de imagen, transacciones, y propietarios de clubes. Hay quienes mueven intereses de sus empresas participando en directivas de grandes clubes y los también reconocidos contratos multimillonarios de los jugadores.

Año a año se vuelve mayor expectativa y el entretenimiento de ver cuáles jugadores ficharán con los principales equipos del balompié mundial y bajo qué términos se llegó a este acuerdo, puede ser el morbo de ver que está obteniendo este jugador por jugar para cierto equipo o bien nada más alegrarnos y celebrar por el simple hecho de que un crack llega a las filas de nuestro equipo.

Este entretenimiento es dado por personajes que muchas veces pasan desapercibidos, pero que hoy en día se han convertido en figuras casi igual de famosos que muchos jugadores y es que hace 20 años era impensado conocer al agente de tu jugador favorito (Quizás el más sonado era Coppola con Maradona), sin embargo, era común ver jugadores ser representados por sus familiares o bien ellos mismos.

Hoy le dedicamos este artículo a Jorge Paulo Agostinho Mendes o mejor conocido como Jorge Mendes o «El Superagente» y es que Jorge se ha ganado este sobrenombre por sus múltiples cracks y algunos no tan cracks, pero que al final ha logrado colocar en diferentes clubes del fútbol europeo, cobrando cantidades exorbitantes y a veces hasta descabelladas por jugadores que en algunos casos no lo valen o con muy poca monta.

La historia de Jorge Mendes es más digna de un libro que de un artículo, desde sus inicios humildes en Portugal, donde vendía dulces y otros artículos en las calles, hasta su intento fracasado de ser jugador de fútbol, propietario de videoclubes y DJ y esto fue hasta sus 30 años y fue acá cuando conoció a Nuno Espirito Santo, quien era portero de un modesto club de segunda division de Portugal el Vitória de Guimaraes y le comentó que su sueño era defender el arco para el club de sus amores el Oporto.

Fue Nuno su primer proyecto al que logró colocar en el Deportivo la Coruña por 300 mil pesetas y decir Deportivo en 1996 no era poca cosa, era el Depor de aquel mítico Rivaldo que marcaria 21 goles en esa campaña, pero esa es otra historia y así es como en ese mismo año nace Gestifute, la agencia que ha dominado el mercado europeo durante 10 o 15 años y que ha dado los batacazos más increíbles del mundo del fútbol en los últimos 20 años.

Pero fue con la explosion del futbol luso que Gestifute crece con ello y es que todos recordaremos aquel mítico e histórico Oporto que maravilló al mundo ganando la Champions, de la mano un joven «Special One» Jose Mario dos Santos Mourinho Felix y fue acá donde se viene otra de las grandes historias de Jorge, ya que luego de este título su entonces agente Jorge Baidek le había conseguido un contrato con el Liverpool, pero Jorge Mendes que había conocido al dueño del Chelsea Roman Abramovich, detuvo la firma del contrato entre Mou y el Liverpool y le convenció de firmar con los blues y convertirlo así en el técnico mejor pagado del futbol.

Y así ha ido Jorge Mendes siendo el gestor de los fichajes más sonados de la última década, la llegada de Cristiano al Real Madrid, la llegada de Di Maria, los traspasos de Falcao, James y Joao Moutinho al Mónaco, han sido múltiples las ocasiones donde Jorge rompe el mercado y esto le ha valido para ser reconocido durante seis ocasiones consecutivos como el agente del año.

Durante toda su carrera su aliado más importante ha sido la Premier League, pero no podemos dejar de lado su cercanía con el Real Madrid que hasta el 2020 había movido 484 millones de dólares. A título personal podemos decir que $1000 millones son su récord en traspasos, a esto debemos tener en cuenta que su comisión según cifras extraoficiales rondan entre un 20 – 25%.

Sin embargo, no todo es perfecto y es que Jorge Mendes ha estado también envuelto en escándalos enormes, Football Leaks señala que Jorge asesora a sus jugadores sobre cómo evadir impuestos y el caso más sonado es el de Cristiano Ronaldo. Su afinidad y cercanía con las empresas chinas también han traído muchos problemas ya que su principal aliado en los últimos años ha sido el Wolverhampton, quienes tienen un propietario chino que también es inversionista en Gestifute.

De lo que debemos estar seguros es que personajes como Jorge Mendes, le dan un sazón distinto al fútbol, pero también nos recuerdan uno de los lados más oscuros del deporte y es que al final el fútbol hoy en día para muchos es solo un negocio más.

Fotos: Cortesía.

Leer más

El Var ¿acierto o desgracia para el fútbol?

MLS y su creciente popularidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.