Max Fried tiró joya de picheo en seis entradas que apagó a los Astros

Jesús Linares @pelotabrava

Ganó el que mejor jugó y al que el picheo le jugó la mejor pasada. La serie estaba para cualquiera. Atlanta pudo hacer justamente lo requerido para poder coronarse. Max Fried lanzó un juegazo en el que silenció a los bates de Houston, y mas que el silencio fue una blanqueada. 7×0 finalizó el juego 6 de la serie mundial anoche en Minute Maid Park.

Pero Fried no estuvo solo, ese menú vino en combo y agrandado. Los bates de Atlanta despertaron para apalear al picheo contrario. La estrategia de bajar a un apagado Albies del tercero al séptimo puesto en la alineación funcionó. La ofensiva trabajó diferente, esta vez con resultados favorables traducidos en una corona de serie mundial tras 26 años de espera.

Atlanta se metió en los papeles practicamente a mitad de temporada, tuvo bajas importantes incluso en la misma serie mundial, Acuña se lesionó, Ozuna quedó fuera y Morton sufrió una fractura apenas hace días, pero los Bravos se repusieron de todo eso y lograron un campeonato que rememora al equipo de los años 90. Los 6 episodios que lanzó Fried llamaron la atención de todos. Se le comparó a los 8 innings de Tom Glavine en la última corona de serie mundial. Los tiem’pos han cambiado pero el juego no. Ahora se cuida más a los lanzadores y se arriesga menos, la computadora te indica cuando debes sacarlo. Desde la oficina se toman decisiones y vaya que funcionaron.

¿Cuál fue la clave de este éxito? le preguntamos a Eddie Pérez, miembro del cuerpo técnico del equipo campeón y sin titubeos afirma que fue un trabajo de oficina. «La gerencia lo hizo todo, se estructuró un grupo de peloteros que juntos podían llegar lejos» pero también el trabajo de sus instructores rindió frutos; «El staff de coaches hizo lo necesario por mantener a estos muchachos enfocados en todo momento» dijo el ex receptor recordando que ese mismo equipo dejó fuera a los Dodgers de Los Ángeles en la serie de campeonato.

Jorge Soler sacó el poder que todos conocen, un estacazo ante el abridor venezolano Luis García que salió del estadio por el jardín izquierdo apagó a la afición y pareció bajar la moral de los jugadores de Astros quienes conectaron hasta 6 hits pero no lograron anotar. El manager Dusty Baker sabía que se jugaba todas las cartas disponibles con la apertura de García, pero realmente para Skitner era lo mismo. La serie estaba para cualquiera y la clave era que su abridor no recibiera castigo. El juego se fue por una sola calle y García pagó los platos rotos al dejarle ese envío quebrado en la zona preferida de Soler.

Swanson y Freeman ayudaron a construir la victoria con cuadrangulares que ampliarían la ventaja. Y crédito entero para el Matzek y Will Smith quientes completaron la inmaculada victoria de los Bravos.

Jorge Soler fue electo el jugador más valioso de la serie mundial. El cubano conectó 3 jonrones mientras que los Astros apenas batearon dos. La noche del título abrió el score con un palo de 3 carreras en la tercera. «El (García) me tiró la curva esa y pude conectarla». Soler se perdió parte de la postemporada por dar positivo a Covid, se recuperó y ayudó a su equipo a titularse con el bono del MVP incluido.

Se espera que los Bravos lleguen mañana en la tarde lleguen a la ciudad de Atlanta donde les espera una fiesta en el Battery Atlanta y la tradicional caravana de celebración del campeonato.

Foto: Cortesía

Leer más

Astros castigan a Bravos y la serie regresa a Houston

Remontada de Atlanta y Bravos a uno del campeonato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *