Eliminaron a San Francisco y disputarán la serie de campeonato ante los Bravos de Atlanta

Jesús Linares @pelotabrava

Con una mensaje de cortesía de parte del manager Dave Roberts a Gabe Kapler comenzaba la interesante historia del quinto juego de la serie divisional entre Dodgers y Gigantes. El duelo entre los equipos más ganadores llegaba a su hora y Los Ángeles cambió el plan de abrir con el mexicano Julio Urías. Roberts iría con un opener y así se lo hizo saber con antelación a colega rival en una muestra de respeto. Corey Knebel fue el encargado de lanzar el primer episodio ante los Gigantes y el trabajo fue realizado satisfactoriamente.

Al inicio de la segunda entrada muchos esperaban a Urías en el morrito, pero apareció Brusdar Graterol. Un pequeño susto del meteórico derecho venezolano pero al final pudo resolver y terminar la entrada en blanco.

El ganador de 20 juegos en la temporada regular haría su entrada triunfal en el tercer inning. Urías, nacido en Culiacán tenía a la afición de los Dodgers y de México a la expectativa. Ya conoce estas instancias y sabe lo que es estar en una serie mundial y ganarla, pero estos Gigantes son un rival muy difícil y anoche quedó demostrado con creces con un marcador que terminó 2×1 a favor de los Dodgers de Los Ángeles.

Los openers nl funcionan para todos los juegod, pero anoche Roberts hizo lo correcto, o al menos la fórmula le funcionó. Urías lanzó 4 innings en el que permitió el jonrón de Ruf, única carrera del partido para San Francisco. Treinen, Jansen y Sherzer completarían una entrada cada uno para enviar a los Gigantes a casa.

La ofensiva apenas apareció para ambos equipos, pero Dodgers utilizó varios recursos para fabricar las dos carreras necesarias para avanzar. Noche de cuatro imparables de Mookie Betts, el del sexto fue determinante e incluyó un robo de base que se traduciría en carrera anotada gracias a doblete de Seager.

La segunda carrera fue producto de un error de descontrol que le costaría la derrota a Duval y la eliminación a su equipo. Iniciar el noveno tramo con pelotazo a Justin Turner complicó las cosas. Acto seguido un sencillo de Lux colocaba 2 en base. Le llegó el turno a Bellinger quien conectó de hit hacia entre el derecho y el central para engomar a Turner. El daño estaba hecho y para el noveno, Sherzer puso el candado.

Este sábado comienza la serie de campeonato entre Dodgers y Bravos en Atlanta. Disfruten.

Foto: Cortesía.

Lo que debes saber sobre las sanciones de la OFAC a Tigres y Magallanes

Una vez más los Astros a la serie de campeonato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *