Ambas series se encuentran igualadas 1-1

Jesús Linares @pelotabrava

Desde que los Gigantes de San Francisco se coronaron campeones del oeste en la liga nacional se sabía lo que vendría, o mejor dicho todos suponíamos que los Dodgers de Los Ángeles entrarían como boleto comodín. La división más difícil del béisbol los tiene ahora compitiendo por un cupo a la serie de campeonato y para más emoción la serie ha estado muy pareja.

Usted amigo lector podría pensar que los Gigantes barrerían, o por el contrario los Dodgers harían lo propio. Pues nada de eso. Hoy apenas se disputa el tercer juego y ya parece que fuera un séptimo juego de serie mundial. El picheo de los Dodgers es bueno, pero ya sabemos los problemas que presentan para cerrar los compromisos. De su ofensiva no hay mucho que agregar. Turner, Betts y compañía son excelentes bateadores y si caen en slump hay otros que emergen como Taylor y se ponen los pantalones a la hora de la verdad.

San Francisco presenta similares credenciales, por algo terminaron como el equipo más ganador de la ronda regular. Son duros de roer. La estabilidad del campocorto Brandon Crawford es clave junto a su receptor Buster Posey. Mi predicción es que los Dodgers se llevarán la serie, pero hay que jugar pelota antes de hablar cualquier tontería.

Hoy descansan los equipos de la liga nacional. Mañana el duelo de abridores será entre Alex Wood y Max Sherzer. Hombres con experiencia probada, pueden ir largo pero un mal día cambiaría la totalidad del panorama.

Altanta y Milwakee sin tregua

Los Bravos no se rindieron ante un gran teamwork como el de Cerveceros que pegaron primero y al día siguiente Atlanta ganó de visita. El juego 3 promete y mucho. Ian Anderson irá por los de Georgia y se espera la designación del lanzador lupuloso.

El viernes se vivió un duelo de lanzadores. Un resultado de 2×1 a favor de Brewers les dice el nivel del juego cuyo carreraje fue producto de un jonrón de Rowdy Teller (2CI) y por Atlanta Joc Pederson con batazo de cuatro esquinas sin gente en base. No hubo mas anotaciones esa noche.

El juego 2 presentó otras matices en cuanto al resultado y el ganador pero se mantiene el bajo porcentaje de carreras evidenciando el duelo de picheo. Atlanta se llevaría el lauro con score de 3×0 cargados a las cuenta de Freeman, Albies y Ryley quienes ayudaron a Max Fried a sentirse más cómodo en la loma y trabajar por 6 episodios en blanco.

Foto: Cortesía

Leer también

LVPB inicia 23 de octubre

Claves de las series divisionales liga americana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *