¿Saldrá Felipe Vásquez barato del inning de su vida?

Jesús Linares @jesuslinares23

Ya sacó un out. Esta semana se dio a conocer la noticia relacionada con la condena del ex lanzador de grandes ligas Felipe Vásquez. Un tribunal de Pennsilvania sentenció “de 2 a 4 años de prisión” al venezolano y según se lee en el fallo otros dos años de libertad condicional. La información no ha sido clara respecto a esa sentencia, lo cierto es que es una condena penal en la que por técnica legislativa la norma sanción contempla un término máximo y uno mínimo. No pretendemos en este espacio impartir una clase de derecho penal, pero si es preciso repasar que la norma jurídica contiene un precepto de derecho y una consecuencia, en el caso de las normas penales esa consecuencia es una sanción penal. Los delitos que se le imputan a Vásquez están relacionados con tener relaciones sexuales con una menor de edad (13 años) y enfrenta otros procesos penales con cargos similares en su contra en los estados de Maryland y Missouri.

Foto de Felipe Vásques custodiado por efectivos policiales de los Estados Unidos.

El venezolano fue arrestado en 2019 especificamente hace 23 meses, por lo que en pocos días cumplirá el término máximo de su sentencia. ¿Es posible salir en libertad? Dependerá de lo que se avecine, de la decisión judicial, ya que si se da aplica el término máximo seguirá en prisión. La justicia norteamericana es quien tendrá la última palabra. Pero el cuento no acaba allí, como reseñaba antes, hay otros asuntos pendientes con la justicia en la tierra del Tío Sam. Missouri y Florida. Nadie puede anticipar lo que sucederá, y muchos especialistas vaticinaban y aun vaticinan largas temporadas en alguna cárcel de los Estados Unidos. Otros afirman que vendrá una pronta deportación y lo verán en acción en la pelota venezolana. Sea lo que ocurra, la alarma debe encenderse no por Vásquez sino por otras razones: nuestra juventud. Debemos educar a nuestros atletas, a nuestros niños, nuestros hijos. Los valores deben salir del hogar, de la escuela, de las comunidades, de los equipos donde se practiquen disciplinas deportivas y otras actividades; es frecuente que maestros y entrenadores abusen de los niños durante la práctica de tales disciplinas. Es un problema grave, la falta de educación y de valores crea mounstros y pervertidos. Siempre insisto en enseñar el discernimiento, entendido como esa capacidad de diferenciar lo bueno y lo malo. Un niño o adolescente no pude entender bien y verdaderamente lo que dice Anuel o Bad Bunny, se lo cree y lo aplica en la vida diaria. Puede salirse de control. El caso de Vásquez apenas es un eslabón de lo que sucede en la vida real. Esta vez fue un atleta reconocido, pero sucede en cualquier barrio, en cualquier escuela, en cualquier lado. ¿Vamos a educar o no lo haremos?

A Felipe, ex lanzador de los Piratas de Pittsburgh le quedan dos outs por sacar, los rivales amenazan con explotarlo e hincharle la efectividad, tiene las bases llenas de incómodos problemas y parece no haber nadie en el bullpen calentando para rescatarlo. El apagafuegos se está quemando. Repito las bases están llenas. Debe enfrentarse a dos adversarios que definirán su futuro. Play ball.

Foto: Cortesía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *