Los Padres de San Diego deciden mover a su estelar campocorto a las praderas

Jesús Linares @pelotabrava

El dominicano Fernando Tatis Jr es una estrella de grandes ligas, de eso no tiene dudas absolutamente nadie, es un jugador multiherramientas que juega al cien por cien de intensidad, allí quizás ha radicado el problema de las últimas lesiones del quisqueyano. La forma en que juega es agresiva, caribe y con actitud para ganar. No fue por casualidad que asumió el liderazgo del equipo por encima incluso de Manny Machado y Eric Hosmer, wow.

Es que el muchacho es un atleta excepcional, la manera de llegarle a los batazos en el hueco de las paradas cortas, la fuerza al hacer swing y la velocidad que le imprime a sus carreras en las bases han llenado de victorias a los Padres, pero también han causado algunas visitas a la lista de lesionados.

“Tatis se lanza a recoger todos los batazos” reconoce ex pelotero de grandes ligas, “juega demasiado fuerte y eso a veces le pasa factura”, agrega el otrora jardinero. La razón es sencilla, Fernando III no conoce otra forma de jugar, pero en grandes ligas se está ante un negocio y debe aprender a mejorar esa parte del juego, el aspecto de pensar y luego actuar en esos momentos.

El alto mando de San Diego quieren a un Tatis sano, les costó mucho dinero y se han ingeniado un movimiento que pudiera mitigar esas visitas a la lista de lesionados, el joven torpedero se perdió juegos de pretemporada y en otras ocasiones durante la temporada ha sido apartado del equipo por lesiones, en especial de su hombro derecho.

El movimiento.

San Diego decidió mover a Tatis a los jardines por intentar mantenerlo más tiempo en acción, concuerdan los asesores que en el campocorto se expone demasiado para su tiempo de juego. Es una lástima para el béisbol no tener a Tatis en las paradas cortas, pero el negocio se lo exige. El pudo adaptarse a mejorar lo que ya es excelente en el siore, pero en los jardines la tendrá más fácil ya que es un pelotero de cinco herramientas.

La prueba de fuego no ha llegado, Tatis ha hecho las jugadas de rutina, para muchos eso le parecería suficiente, pero recuerden que “El Niño” juego en las grandes ligas y allá hay que hacer la rutina y lo extraordinario también. Los aficionados quizá puedan tener algo más de internacción en vivo con el quisqueyano en Petco Park. Ramón Tapia un dominicano residente en San Diego señalaba “Lo podemos saludar desde las gradas, es un tipo amable y ahora lo veremos a diario, es un pelotero amable que saluda y es educado”.

El béisbol lo que quiere de Tatis es que siga haciendo su show, sí los Padres de San Diego hicieron bien o mal con moverlos al outfield eso se verá más adelante. Apenas lleva 3 juegos en el jardín derecho, es muy pronto vaticinar, pero el muchacho llegó de la lista de lesionados haciendo lo que sabe hacer: batear, lo que incluye par de jonrones en su regreso.

Foto: Cortesía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *