Culiacán derrotó 7×6 a Hermosillo y se coronó en la Liga Arco Mexicana del Pacífico

Jesús Linares.

Los Tomateros de Culiacán lograron una importante hazaña ante los Naranjeros de Hermosillo al derrotarlos en el séptimo juego de la serie final del béisbol invernal mexicano. El logro tuvo un significado aun mas especial porque vinieron de atrás, los guindas estuvieron 1-3 en la serie y guiados por el veterano zorro viejo Benjamin Gil le arrebataron el título a los sonorenses y en su propia casa.

Tomateros necesitó de entradas extra, pero al final de la mano de Jesse Castillo, pudieron levantar la corona número 13. Apenas se pudo celebrar en el estadio Sonora de Hermosillo. Los campeones debían viajar a Mazatlán para la primera jornada de la serie del caribe, el calendario estaba apretado pero el cansancio campeonil quedaría a un lado y vaya inicio tendrían los culichis en casa de los Venados luego de jugar 10 entradas en el séptimo juego.

Foto: Cortesia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *