Final de infarto en la liga invernal dominicana

Jesús Linares.

Con pleno toque de queda en la República Dominicana, las autoridades de San Francisco de Macoris, invitaban a la gente a quedarse en casa sí ganaban los Gigantes del Cibao, pero no ha sido así durante los dos últimos juegos. Las Águilas Cibaeñas forzaron el séptimo y decisivo encuentro de la serie final de Lidom.

El cubano Yuniesky Maya silenció los bates francomacorisanos y un grand slam de Juan Lagares dictó sentencia a favor del equipo aguilucho. La serie que comenzó con relativa comodidad para Gigantes ha visto como han venido de atras los rapaces.

Los Gigantes han sufrido bajas importantes, César Váldez y Pablo Espino no han podido lanzar y el manager Luis Urueta se encuentra intoxicado según un reporte de prensa desde quisqueya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *