Lavado de manos cada medio inning, tomas constantes de temperatura y no ducharse en el estadio son algunas de las novedades del protocolo de salud de MLB

PELOTA BRAVA. Columna del 18-05-2020

Jesús Linares @jesuslinares23

Major League Baseball presentó un protocolo de salud y seguridad como propuesta de cara a la temporada que iniciaría tentativamente el 4 de julio de julio sí la pandemia lo permite. En este momento es mejor no tener una fecha concreta ya que ni peloteros ni la misma MLB tienen certeza al respecto. El referido documento prohibe muchas cosas, de difícil cumplimiento más no imposible, detalles que podemos afirmar que son el día a día de cualquier ser humano, y más de cualquier pelotero. Les advierto que les podrá parecer una locura o quizás catalogarlo de estupidez, pero muchos de estos asuntos prohibitivos me recuerdan cuando trabajaba en McDonalds en Maracay, en los que había que lavarse las manos cada diez minutos, y mantener un protocolo sanitario que a muchos nos parecía tonto en ese momento, sobre todo porque en esa tienda, nadie se lavaba las manos cada diez minutos, a menos que hubiere una inspección de “Caracas”.

Para que tengan una idea, los jugadores y todo el personal deberá tomarse diariamente la temperatura al despertar y justo al momento de ingresar al estadio, no utilizar Uber y nada de termos ni bebidas colectivas en el dogout, prohibido escupir, ni comer semillas, nada de saludos de coreografía entre compañeros, ni masticadera de tabaco ni de chimó “El Tigrito” ni “Sancarleño”. Será extraño ver en el banquillo a los compañeros separados a determinada distancia, el personal que veremos en la cueva será el mínimo necesario, ya no veremos a empleados, amigos, jalamecates ni a nadie que no sea estrictamente necesario. Recuerden que les hablo de grandes ligas, en la LVBP será otro cantar acabar con ese tipo de personajes. Jugadores fuera de roster y no disponibles les tocará ver el juego desde las gradas en donde también dejarán la distancia requerida. El protocolo establece que sí la pelota es tocada por varias manos, supongamos un hit a la derecha, el jardinero tira al camarero, este la pasa al siore, esa bola debe salir de circulación, y el lavado de manos cada medio capítulo. Se establece una prohibición a los peloteros de salir del hotel, evitar los comedores abarrotados. El gran problema va a ser con los familiares, educar al respecto es la gran tarea de MLB. También existe la prohibición de no ducharse en el estadio, lo que ha caído como un “baño de agua fría” a los peloteros.

Las grandes ligas han dicho que de no jugarse se perderían unos 4 mil millones de dólares, una cifra enorme, pero el acuerdo al que llegaron el sindicato de peloteros y MLB indica que los jugadores recibirían una parte de su salario si se jugare la temporada acortada, y que el año 2020 sería considerado como tiempo de servicio, a los efectos de arbitraje y agencia libre entre otros beneficios. Entre los jugadores (Carlos Correa por ejemplo) hay quienes aplauden la iniciativa de reducir sus salarios de acuerdo a lo que suscribimos en esta columna hace unos días. Otros como Mike Trout quieren cobrar completo. Es imposible que todos piensen igual, pero tienen un gremio y las decisiones deberían ser acatadas por todos.

Un comentario en «Detalles de la temporada de MLB 2020. Parte II»
  1. Suena un poco chistoso 😆, pero la realidad mas clara en lo que es un juego de béisbol. Difícil acatar esas normas, pero no imposible!!! Será emocionante y con expectativas, ver esos juegos, en todos los sentidos!!! Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *