El ejemplo de Kobe Bryant

Un atleta excepcional que traspasó tabloncillos

@jesuslinares23

No hay una pérdida en la historia del deporte como la de Kobe Bryant. Quizas la que más se aproxime en magnitud y tragedia fue la muerte del brasileño Ayrton Senna. Pero la desaparición física del astro de la NBA y de los Lakers de Los Angeles ha causado un dolor mundial. Bryant sufrió un accidente en helicóptero en el que perdieron la vida otras 8 personas, incluida su hija Gianna, iban a jugar baloncesto, lo que sabían hacer y el deporte que tanto amaron.

Kobe lo logró todo en la cancha, desde títulos hasta medallas olímpicas; un ser humano con defectos y asuntos oscuros, pero la calidad dentro y fuera de las canchas lo colocaron como una estrella no solo del baloncesto sino de la humanidad. El respeto que tuvo para con sus fanáticos fue «original».

Se fue un bueno, y otros que también lo fueron. Es injusto pero nos hace reflexionar acerca de la vida. El día de hoy estamos aquí, decimos presente y posteriormente cualquier acontecimiento nos puede arrancar de la vida terrenal. Kobe lo vivió, su hija lo vivió y sus acompañantes también. Se fueron unas vidas valiosas, niños con futuro y proyectos de vida.

Aprendamos a disfrutar los pequeños momentos, los detalles, nunca sabremos cuando nos toca decir adios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pueden interesar